Memoria Anual

Señores accionistas:

Como todos Vds. Saben y conocen, El Ejercicio 2021, era un año en el que se esperaba la vuelta a la normalidad y con gran esperanza e ilusión. Este último año nos ha sorprendido con una serie de dificultades no previstas, en nuestros clientes y proveedores que han hecho muy difícil su gestión.

Algunos países y sobre todo China han mantenido e incluso acrecentado sus dificultades para los desplazamientos. Nuestro personal técnico ha tenido que hacer grandes esfuerzos y hemos solventado las dificultades, incluso, en algunos casos, con reparaciones telemáticas y recepciones de máquinas no presenciales.

Las gestiones comerciales tampoco han sido fáciles, como consecuencia de las restricciones impustas por la pandemia. A todo eso podemos añadir los incrementos, nunca vistos hasta ahora, del precio de suministros y, en algunos casos, la enorme dificultad de obtener plazos razonables.

Por todo ello, las dificultades de gestión y de planificación de la producción se han hecho enormes. Además, contrariamente a lo que suponíamos, las cosas en vez de mejorar aumentaron sus dificultades según avanzaba el año.

Gracias al encomiable esfuerzo del personal y la magnifica gestión realizada para superar dichas dificultades, pudimos sacar adelante la producción y además, incrementamos considerablemente la captación de pedidos, respecto a los  años anteriores  y la cartera cerrada a final del Ejercicio alcanzó la cifra de 82,6 MM€. La más elevada de la última década.

La facturación consolidada del Grupo Correa, también fue más que positiva, superando los 76,5 MM€. Todo ese esfuerzo nos ha llevado a una rentabilidad (en términos de EBITDA: 9 MM€ y de BAI: 7,2 MM€ )  mucho mejor que la media del sector. Y hemos conseguido seguir aumentando nuestra Caja Neta y terminar el Ejercicio con una Deuda Financiera Neta negativa de 12,3 M€.

Todo ello nos lleva a mirar el futuro con esperanza e iniciar un ambicioso plan de inversiones. La adquisición de una nueva parcela para el desarrollo de Hypatia ha sido nuestro primer paso, pero no será el último.

La posición de tesorería, nuestra visión de futuro y nuestra voluntad de mantener, siempre que sea razonable, una remuneración estable a los accionistas, ha llevado al Consejo de Administración a proponer este año a la Junta General un dividendo de 0,20 € por acción

Todo ello nos hace ver el año 2022 con optimismo prudente aún sabiendo que nos va a tocar seguir luchando y trabajando duro todos juntos para alcanzar los objetivos que se vienen produciendo de manera estable desde hace años.

Esperamos, con todo ello, seguir cumpliendo con el compromiso contraído con nuestros accionistas de cuya confianza nos sentimos satisfechos y orgullosos.

Con ese afán desempeñamos nuestra labor diaria.

Atentamente.

D. José Nicolás-Correa Barragán
Presidente